El líder norcoreano, Kim Jong-un, ha recibid oen la pista del aeropuerto de Sunan de Pionyang al presidente surcoreano, Moon Jae-in, con el que celebrará una cumbre de tres días en la que se espera que traten de romper el bloqueo en el diálogo con Estados Unidos sobre desnuclearización.

Acompañado por la primera dama norcoreana, Ri Sol-ju, Kim accedió desde la terminal 1 del aeródromo a la pista para recibir a Moon al pie de la escalerilla de su Boeing 747 presidencial.

Moon y la primera dama surcoreana, Kim Jong-sook, saludaron a la multitud nada más abrirse la puerta del avión y, tras bajar la escalerilla, los líderes de las dos Coreas se fundieron en un emotivo abrazo entre los vítores de la multitud congregada en el aeropuerto y la marcha interpretada por una banda militar.

Esta cumbre, la tercera en la que participan Kim y Moon este año, tiene como objeto seguir mejorando los lazos entre los dos países, técnicamente en guerra desde hace 65 años, y desbloquear las estancadas negociaciones entre Washington y Pionyang para la desnuclearización del régimen norcoreano.