Kenny Klose, la firma especializada en belleza y cuidado personal, ha logrado alcanzar un índice de rentabilidad superior al 15% en los salones en los que se integran los servicios de peluquería y belleza.

 

La empresa ha alcanzado esta cifra, una de las más altas del sector, gracias a un incremento en la facturación, motivado por una optimización de gastos gracias a las economías de escala que ha conseguido a través de su red de salones y que le permite ampliar considerablemente el margen de beneficios, con un coste de producto muy bajo.

 

Kenny CloseOtro de los factores que ha influido directamente en las cifras es el incremento de clientes, motivado principalmente por la ampliación de servicios, que a su vez ha optimizado una mayor fidelización.

 

Además, Kenny Klose opera en un ámbito del mercado que continúa en crecimiento, a pesar de la competencia que existe actualmente en el sector.

 

Por este motivo la compañía invierte constantemente para posicionarse en un lugar destacado del mercado a través de un concepto que ha logrado adaptarse a las necesidades tanto del cliente final como del inversor en franquicia.

 

Actualmente la firma cuenta con cinco salones en Madrid, cifra que espera duplicar con la apertura de cinco nuevos puntos de venta a medio plazo.

 

Kenny Klose destaca en el sector de la peluquería y el cuidado personal en franquicia, con un innovador modelo de negocio, inspirado en los espacios de belleza del Soho de Nueva York, donde los clientes disfrutan de los tratamientos más novedosos en un ambiente exclusivo, moderno y sofisticado.

 

La inversión inicial para poner en funcionamiento una franquicia Kenny Klose gira en torno a 30.000 euros para locales con un mínimo de 55 metros cuadrados ubicados en poblaciones con más de 200.000 habitantes.