Dos juzgados diferentes confirmaron este martes la suspensión de la moratoria de sanciones de Madrid Central alegando motivos de salud y medioambiente.

En sus alegaciones, el consistorio defendió la moratoria por “problemas derivados en el sistema de control y de multas”, pero ambos juzgados han defendido que no es motivo suficiente para superar el valor permitido que daña la salud y el medioambiente. El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que no recurrirá el auto judicial, pero ha insistido en que planteará “un modelo alternativo más eficaz”.

El nuevo Gobierno municipal de PP y Ciudadanos con el apoyo de VOX estableció la moratoria a las multas en Madrid Central que arrancó el pasado 1 de julio y tenía previsto extenderse hasta el 30 de septiembre, pero las sanciones económicas volvieron el 7 de julio por decisión judicial.

Madrid Central fue la primera de las 30 medidas que contenía el Plan A de Calidad del Aire del anterior Gobierno municipal liderado por Manuela Carmena.