El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, y el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, han firmado este miércoles un Protocolo General de Colaboración, con el objetivo de desarrollar proyectos conjuntos en materia de intervención socio-comunitaria, promoción de la participación ciudadana, actividades socio-culturales y socio-educativas o prevención y promoción de la salud y otros temas de interés para el desarrollo social y cultural del Polígono Sur.

En el acto, celebrado en el Centro de los Servicios Sociales Polígono Sur, han participado, además de Bendodo y Pulido, el delegado de la Junta en Sevilla, Ricardo Sánchez y el comisionado del Polígono Sur, Jaime Bretón.

Así, el objetivo de este protocolo es establecer lazos de colaboración entre la Junta de Andalucía, a través del Comisionado para el Polígono Sur, y la Fundación Cajasol. Así, ambas instituciones se comprometen a la organización de actividades socio-culturales y socio-educativas propuestas por el Comisionado a iniciativa propia o de otras entidades del Polígono Sur, cuya finalidad sea la promoción social de la población del Polígono Sur, en especial la que se encuentra en mayor riesgo de exclusión.

Este miércoles se ha presentado la primera de las iniciativas de este convenio, con la entrega de un millar de mascarillas para las Escuelas de Verano del Polígono Sur, elaboradas por la Fundación Don Bosco.

Este acuerdo también servirá para impulsar actividades de promoción del Polígono Sur y que contribuyan a dar a conocer su realidad y servir de puente con el resto de la ciudad de Sevilla. La realización de encuentros, jornadas, conferencias o cualquier actividad cultural que permita al conjunto de la población de Sevilla un mejor conocimiento del Polígono Sur.

“El Polígono Sur es un barrio en el que conviven personas y familias muy humildes. Las administraciones tenemos que poner más énfasis y empeño, medios y voluntad, para ayudarles a obtener unas condiciones de vida mínimamente dignas. Para ello es esencial el trabajo coordinado y constante de las Administraciones y su implicación con el tejido social del barrio. Ahora, con la pandemia y una mayor precariedad en la zona, nos toca a todos redoblar esfuerzos y acuerdos como éste son ejemplo de ello”, ha explicado Bendodo.

Por su parte, Jaime Bretón, comisionado del Polígono Sur, ha afirmado que el convenio entre la Consejería de la Presidencia y la Fundación Cajasol “es un paso importante, porque a través del Comisionado del Polígono Sur vamos a tener la oportunidad de contar con el apoyo financiero y logístico de la Fundación más importante de Sevilla y una de las más importantes de Andalucía para poder desarrollar actividades de tipo sociales, culturales, educativas, de formación de voluntariado en todos los barrios, cuyo objetivo es dar a conocer el Polígono Sur al resto de la ciudad de Sevilla y poder contar con numerosas actividades que favorezcan el desarrollo socio-económico de la zona más vulnerable y frágil de la capital”.

Por último, el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, ha querido destacar el compromiso de la entidad que preside, con todos aquellos sectores de la población más desfavorecidos y que, además, debido a las consecuencias de esta crisis sanitaria, se han visto más afectados. Además, durante el acto de firma, Pulido quiso poner de manifiesto que “ante esta situación, sin precedentes en la historia, en la que, además de la importante crisis sanitaria, las consecuencias sociales y económicas siguen acaparando la preocupación generalizada de la sociedad, es fundamental trabajar juntos y aunar esfuerzos entre las instituciones públicas y privadas”.

El convenio también incluye la promoción y apoyo a la realización de estudios e investigaciones, que podrán contar con la colaboración de universidades y grupos de investigación, con el fin de mejorar el conocimiento del Polígono Sur y las estrategias de trabajo para la mejora de las condiciones ambientales, materiales, económicas, sociales, culturales y de convivencia. Además, otras actividades del programa de voluntariado previstas por la Fundación Cajasol que pudieran tener como beneficiarios a la ciudadanía del Polígono Sur.

Este protocolo será de aplicación durante tres años y se creará una Comisión Mixta para la implementación, interpretación y seguimiento de las actividades acordadas.