La primera ministra británica, Theresa May, mantendrá más conversaciones con responsables de la Unión Europea, como parte de un nuevo intento por lograr la aprobación del Parlamento británico a su acuerdo del Brexit.