Un día después de la votación del Parlamento británico -que pidió a May que renegocie la solución dada a la frontera de Irlanda de Norte, el llamado backstop-  el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, recalcó el miércoles que “El acuerdo de retirada sigue siendo el mejor y el único posible, recalcó. La Unión Europea lo dijo en noviembre, en diciembre y después del primer voto en la Cámara de los Comunes en enero. El debate y la votación en la Cámara de los Comunes de ayer. No cambia nada. El acuerdo no será renegociado. Permítanme aclarar que la votación de ayer aumenta el riesgo de una ruptura sin acuerdo del Reino Unido.”

Michel Barnier, el negociador del Brexit de la UE, también se ha mostrado tajante ante las peticiones británicas. “Damas y caballeros, la salvaguarda de la frontera en Irlanda, de la que ha hablado el presidente Juncker es parte del acuerdo y este acuerdo no será renegociado. No haremos nada, que debilite el mercado interno, así de simple. No haremos nada que pueda socavar el futuro de la Unión Europea en este momento de la negociación “.

La próxima votación en el Parlamento británico tendrá lugar el 13 de febrero. Las incógnitas siguen abiertas sobre si el Brexit del 29 de marzo se producirá de forma ordenada o brutal.