La Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó este lunes que el pasado mes de julio ha empatado “o quizá superado por un margen mínimo” el mes de julio de 2016, el más cálido de toda la historia desde que se tienen registros.  

Julio de 2016 siguió a un evento de El Niño. Aunque por poca diferencia, el julio de 2019 habría sido más caliente, lo que, según la organización es más significativo, “ya que precisamente El Niño tiende a provocar temperaturas mayores”. 

Junio fue el junio más cálido jamás registrado y, en general, cada mes de 2019 se ha clasificado entre los cuatro más cálidos para el mes en cuestión.  

Desde una perspectiva más amplia, julio estuvo cerca de los 1,2°C por encima del nivel preindustrial, según lo definido por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC).  

“Julio supone un nuevo episodio de la historia climática, dado que se han establecido docenas de nuevos récords de temperatura a nivel local, nacional y mundial”, dijo el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

Además, advirtió que, según las previsiones de la OMM, “2019 será uno de los cinco años más cálidos de los que se tiene constancia, y el período 2015-2019 será el quinquenio más caluroso jamás registrado. Se agota el tiempo para hacer frente a peligrosos aumentos de temperatura que tendrán numerosas repercusiones para nuestro planeta”.

El Acuerdo de París estableció “objetivos de temperatura” específicos con el fin de mantener el aumento de la temperatura promedio global por debajo de los 2°C por encima de los niveles preindustriales y apuntar a limitar el aumento a 1,5°C.