El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, fue golpeado brutalmente este martes por una muchedumbre de chavistas que le esperaba en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, que sirve a Caracas, cuando regresaba de una gira internacional de 23 días.

Apenas salió de la terminal aérea, cerca de 200 personas le dieron puñetazos y lo golpearon con objetos contundentes, también a su esposa Fabiana Rosales y a varios diputados opositores que lo reconocen como jefe del Parlamento y acudieron a recibirle.

Varios periodistas igualmente fueron agredidos, y también robados, por el grupo chavista frente a decenas de agentes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada), que no lo impidió.

Guaidó comenzó a recibir los golpes durante varios minutos hasta que, entre empujones, pudo abandonar el lugar en un vehículo robusto y gris.

Antes de salir del aeropuerto, escribió en Twitter: “Venezuela: ya estamos en Caracas. Traigo el compromiso del mundo libre, dispuesto a ayudarnos a recuperar la democracia y la libertad. Empieza un nuevo momento que no admitirá retrocesos y que nos necesita a todos haciendo lo que nos toca hacer. Llegó el momento”.

Desaparece un familiar de Guaidó 

Juan José Márquez, tío del líder opositor venezolano Juan Guaidó, desapareció este martes (11.02.2020) poco después de aterrizar en Caracas junto a su sobrino y tras ser interceptado por las autoridades aduaneras, según denunció el equipo del político.

“Denunciamos la desaparición de Juan José Márquez, tío del presidente (encargado) Juan Guaidó, quien acompañaba al mandatario en el avión al momento de arribar a Venezuela”, informó en Twitter el Centro Nacional de Comunicación (CNC) de Guaidó.

Asimismo, responsabilizaron al gobernante Nicolás Maduro y al director de seguridad del Aeropuerto Internacional de Maiquetía, Franco Quintero, “por su integridad física”. “Exigimos su liberación”, continúa el mensaje del equipo de Guaidó, a quien casi 60 países reconocen como presidente interino de Venezuela.