La joven firma cumple 5 años y lo celebra con una edición especial. Ofrecerá la nueva colección en su tienda online a partir del 9 de febrero.

Hace ya cinco años desde que Carolina Álvarez y Borja Pundik decidieron poner en marcha San Saru. Marruecos, Tailandia, Camboya, Sri Lanka, India… Fueron algunos de los destinos donde descubrieron la inspiración y pasión por el mundo de la joyería. Decidieron crear su propia firma de joyas y centrarse en piezas artesanales y actuales elaboradas en Plata de Ley 925. Su fuerte presencia en Facebook e Instagram, hicieron el resto. Y, a día de hoy, San Saru se ha consolidado como líder en el sector de la joyería online en el ámbito nacional.

Con motivo de su quinto aniversario, San Saru “da el salto” al oro y presenta una nueva colección de joyas chapadas en oro. Una edición especial que responde a las demandas de sus seguidores y a las nuevas tendencias en moda y complementos. “Muchas clientas nos solicitaban que nuestras joyas estuvieran también disponibles en oro. El oro viste mucho cualquier look y da un toque de sofisticación y elegancia a cualquier outfit diario” comenta Carolina Álvarez, CEO y cofundadora de San Saru. La nueva edición incluye todas las piezas que trabaja San Saru: pendientes (ear cuffs, piercings…), pulseras, anillos y collares. 

Todas las joyas de la nueva colección están fabricadas en Plata de Ley 925, y chapadas en oro de 24 kilates con 2 o 3 micras de grosor (2 micras: pendientes, collares y pulseras y 3 micras: anillos). Además, muchas de las piezas están hechas a mano y todas ellas se distinguen por tener un diseño boho, hippie y étnico. Destacan sus combinaciones diferentes y únicas: los anillos con formas o con piedrecitas naturales, los conjuntos de collares con distinto tamaño, la delicadeza de todas las pulseras y las diversas opciones en los pendientes.

Eco-friendly

La firma se encuentra concienciada con el cuidado del medio ambiente. Su nombre procede de la cultura japonesa y hace referencia al concepto de “los tres monos sabios”, que significan “no ver el mal, no escuchar el mal y no decir el mal”. Todos sus productos están elaborados con materiales naturales. Además, su packaging también es reciclable y reutilizable. Todas las piezas se presentan en cajitas elaboradas con madera de chopo y cartón reciclado.

La atención al cliente, el pilar fundamental

La marca San Saru fue elegida en 2018 por el Departamento de Facebook de Dublín como caso de éxito. Con más de 250.000 seguidores en Facebook y 380.000 en Instagram, cuenta con un equipo joven y multidisciplinar que, a día de hoy, está formado por 24 personas. La atención al cliente es su pilar fundamental y la experiencia de usuario uno de sus puntos fuertes. Sus joyas se venden principalmente en España, pero también tienen una fuerte presencia en el mercado internacional.