Societat Civil Catalana ha celebrado la Diada de este año –dos días antes, por el inicio de la campaña electoral- con dos debates en la Pedrera en los que se han tratado los hechos de 1714 y los años de la Transición democrática tras el franquismo.

La asociación ha reunido para este evento a historiadores de la calidad de Henry Kamen, Ricardo García Cárcel, María Ángeles Pérez Samper y Enrique Ruiz Domènec; así como a especialistas en otros ámbitos como Santos Julià, Anna Caballé, Santiago Muñoz Machado e Ignasi Guardans Cambó.

Joaquim Coll, vicepresidente primero de Societat Civil Catalana, que ha presentado y moderado el acto, ha recordado que “los catalanes no sufrimos ninguna opresión, ni ninguna discriminación por el hecho de ser catalanes ni tampoco somos súbditos, sino que somos ciudadanos con los mismos derechos y deberes que el resto de españoles”.

En esta línea, Coll ha criticado “el fraude democrático” de los que pretenden que las elecciones del 27 de septiembre, para elegir a los nuevos diputados del Parlamento de Cataluña, sean “plebiscitarias” y ha señalado que esto ocurre, entre otras cosas, como resultado de “la manipulación de la historia” que “sufrimos en Cataluña”.

“La historia se ha convertido en un arma política”

“El separatismo ha construido un cuento que dice que los catalanes somos víctimas de un espolio insufrible, el denominado déficit fiscal, construyendo argumentos falsos y mentiras. La historia se ha convertido en un arma política, una historia que no sirve para entender mejor el pasado sino para abrir heridas y dejarlas abiertas”, ha añadido.

Finalmente, Coll ha relacionado los trágicos sucesos de 1714 con la actualidad: “Si en 1714 el oportunismo fallido del austracismo tuvo consecuencias dramáticas e innecesarias para los catalanes, hoy nos enfrentamos a un oportunismo que, estoy convencido, será fallido en la consecución del objetivo de la separación, pero que está teniendo consecuencias ya indeseables para la sociedad catalana: fractura y división social, clima de enorme incertidumbre política y praxis de mal gobierno, deterioro de la calidad democrática de nuestras instituciones, poderes públicos y medios de comunicación que se convierten en herramientas partidistas y vulneran el principio de neutralidad”.

Al acto han asistido representantes del PSC (Anna Balletbò y Joan Ferran), PP (Enric Millo), Ciudadanos (Carmen de Rivera) y UPyD (Miguel del Amo).