El Alto Comisionado para los Refugiados ha llegado este viernes a Sudán para visitar las zonas fronterizas con Etiopía que en las últimas semanas han recibido 43.000 refugiados.

Desde que comenzaron los combates en la región etíope de Tigray, miles de personas cruzan la frontera con Sudán cada día buscando refugio.

Filippo Grandi abordará la crisis con las autoridades sudanesas.  Casi la mitad de quienes han buscado refugio en Sudán son niños. ACNUR está movilizando ayuda, pero hacen falta más recursos, dijo el portavoz que recordó que antes de esta crisis el país acogía a un millón de refugiados, la mayoría de Sudán del Sur.

“Esta mañana, un avión con 32 toneladas de ayuda de emergencia de ACNUR de nuestro almacén de Dubái ha aterrizado en Khartoum. Se espera que otro envío salga de Dubái el viernes con otras 100 toneladas de ayuda”, explicó Babar Balloch.