En un discurso para subrayar sus prioridades para 2016, el presidente de la Comisión Europea ha dicho que el 2015 ha sido un año difícil y que el 2016 también lo será pero hay que seguir trabajando para fomentar el crecimiento y el empleo.

JunckerEn cuanto a la crisis de refugiados, Juncker ha defendido el trabajo del Ejecutivo comunitario y ha destacado que ahora es el turno de los Estados miembros: “La Comisión ha hecho todo lo posible y en condiciones muy difíciles. Pero algunos Estados miembros parecen tener problemas para aplicar lo que se ha decidido en el Consejo de Ministros. Vamos hacia una enorme crisis de confianza si no conseguimos en 2016 lo que nos hemos propuesto, en principio, y también desde el punto de vista jurídico y político”.

Juncker ha insistido en que la libre circulación es muy importante tanto para los ciudadanos como para la economía y también se ha referido a España, ha dicho que desea que haya un Gobierno estable lo antes posible. “Querría que España tenga lo más rápidamente posible, porque es un Estado de la zona euro, un gobierno estable. No voy a interferir en la composición detallada del Gobierno español ni expresarme sobre los asuntos de los movimientos de ciertas regiones y provincias españolas. Yo quiero simplemente que España esté a la altura”, respondió el jefe del Ejecutivo comunitario al ser preguntado en rueda de prensa por la formación de un Gobierno en España y por el proceso independentista iniciado en Cataluña.