Las autoridades japonesas se disponían este viernes (09.04.2021) a reforzar las medidas contra el coronavirus en Tokio, menos de tres semanas después de la suspensión del estado de urgencia y a poco más de 100 días de los Juegos Olímpicos.

Los Juegos de Tokio-2020, aplazados un año debido a la pandemia, se inician el 23 de julio en la capital japonesa, donde los contagios habían caído gracias al estado de urgencia, pero han vuelto a aumentar desde la suspensión de las restricciones el 21 de marzo.

Las nuevas medidas -menos severas que los confinamientos estrictos impuestos en otros países- prevén el cierre de restaurantes y bares a las 20H00, so pena de multas para los reacios.

Pese a varias olas de infección, Japón ha sido relativamente poco afectado por el coronavirus, con unos 9.300 fallecidos oficialmente desde enero de 2020.

Pero los centros urbanos asisten a un recrudecimiento de casos de COVID-19 y el personal sanitario señala una presión creciente en los hospitales. Los médicos también han alertado de la propagación rápida de las variantes.

La vacunación avanza muy lentamente en Japón, que solo ha aprobado hasta ahora la vacuna de Pfizer. Solo el personal sanitario ha sido vacunado y la semana próxima será el turno de las personas de mayor edad y de momento, no hay fecha para administrar la vacuna a la población en general.