Por primera vez en la historia de la Fuerza Aérea de Japón, una mujer formará parte del grupo de pilotos de combate. Se trata de Misa Matsushima, de 26 años, quien recibió su certificado como piloto de cazas F-15 este miércoles.

Matsushima integró en las Fuerzas Aéreas de Autodefensa después de graduarse en la Academia Nacional de Defensa en 2014 y dos años después, tras obtener una licencia de piloto, comenzó a preparase para manejar aeronaves de combate.

Concretamente, las Fuerzas Aéreas de Autodefensa de Japón levantaron el veto a la presencia de mujeres en todas las áreas y maniobras en 1993, a excepción de los puestos de pilotaje de aviones de combate y reconocimiento, a los que no se las dejó acceder hasta 2015.