La inminente llegada del poderoso tifón Hagibis a Japón ha causado la cancelación de centenares de vuelos domésticos previstos para el sábado, así como de conexiones ferroviarias de alta velocidad y de otras líneas locales y regionales.