Italia se ha proclamado campeona del Mundial de Gwangju tras imponerse en la final por 10-5 a una España que sucumbió claramente ante la potencia de su rival.

Con este triunfo, Italia se ha convertido en la primera selección masculina que suma cuatro oros en los campeonatos del mundo, por los tres de Hungría.