El presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, ha dado a los partidos ese plazo para entablar contactos y formar un Ejecutivo, de no lograrse, el país estaría abocado a elecciones. Mattarella ha tomado esta decisión tras reunirse con todos los grupos y comprobar que existe una mayoría parlamentaria dispuesta a llegar a un acuerdo. Tanto el movimiento cinco estrellas como el partido democrático se mostraban abiertos a un pacto.

“Se me ha comunicado por parte de algunos partidos políticos que se han iniciado unas negociaciones para formar otro Gobierno […] y se me ha pedido tiempo para desarrollar estas negociaciones”, dijo Mattarella en una comparecencia ante los medios.

“Es mi deber no eludir la voluntad mayoritaria del Parlamento y al mismo tiempo tengo el deber de pedir, en interés del país, soluciones rápidas (…). He convocado una nueva ronda de consultas que iniciarán el próximo martes para escuchar de nuevo a los partidos y asumir las decisiones necesarias”, añadió.