Seis personas han muerto en Italia tras ser contagiadas por el coronavirus COVID-19, y el número de afectados supera los 200, convirtiendo al país europeo en el tercero por número de contagios después de China y Corea del Sur. La mayoría de casos se han producido en la región de Lombardía, pero también en Veneto, Emila Romagna, Piemonte y Lazio,según el último parte del Ministerio de Sanidad italiano

Aunque en un primer momento se había hablado de siete víctimas, tres de las cuales se han dado a conocer este lunes, las autoridades de Lombardía han desmentido que la muerte de una cuarta mujer en Bresciauna paciente oncológica con un cuadro clínico comprometido originaria de Crema, tenga que ver con el virus, según ha informado la agencia de noticias ANSA.

Por otra parte, las autoridades italianas han informado de la muerte de un hombre de 88 años en Caselle Landi y otro varón de 84 años ingresado en el hospital Juan XXII de Bérgamo. Además un hombre de 80 años ha perdido la vida en Milán, según la citada agencia.

Los tres fallecidos anteriores eran una mujer que murió en la provincia de Cremona; un hombre de 78 años de Vo’ Euganeo, en la provincia de Padua (Véneto) y una mujer de 77 años que estuvo en Codogno y que dio positivo al virus en una prueba realizada tras su muerte.