Tendrá lugar desde el viernes 18 de septiembre hasta el 9 de octubre

Las autoridades sanitarias israelís advirtieron de la posibilidad de un nuevo confinamiento desde hace semanas. Y este domingo, el Gabinete de Ministros lo ha votado para las tres próximas semanas. El nuevo confinamiento entrará en vigor a partir del próximo viernes 18 de septiembre y se extenderá hasta el 9 de octubre, , según ha anunciado el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

De este modo, a partir del próximo viernes, los israelíes no podrán salir a más de 500 metros de su domicilio. Asimismo, quedará suspendido el curso escolar y los comercios no esenciales permanecerán cerrados y estarán prohibidas las reuniones de más de diez personas en lugares cerrados y de 20 al aire libre, entre otras restricciones.

Tan solo los supermercados y farmacias podrán seguir funcionando mientras el resto de comercios únicamente podrá realizar envíos a domicilio. Por su parte, el sector público disminuirá sus trabajadores al mínimo y el privado podrá seguir trabajando con normalidad pero no estará permitido recibir clientes.

Este confinamiento afectará a las festividades de Rosh Hashaná (año nuevo judío), el Yom Kipur (día del perdón) y el Sucot (los Tabernáculos), para evitar las reuniones familiares y las aglomeraciones características de estos días.

Israel ha registrado 153.759 casos del virus, de los que casi 40.000 están activos y más de 500 en estado grave.