Las autoridades israelíes han limitado las actividades civiles en las comunidades cercanas a Gaza, tras el lanzamiento esta noche por milicias palestinas de alrededor de 30 cohetes y proyectiles de mortero, que no han  causado víctimas y han sido respondidos con bombardeos de objetivos militares.

En las comunidades adyacentes a la Franja el Comando del Frente Interior ha ordenado que cierren las escuelas y centros educativos, que los adultos no acudan al trabajo excepto si tienen un refugio antiaéreo muy cerca y ha limitado los servicios públicos.

También ha prohibido las reuniones de más de trescientas personas en espacios cerrados y ha ordenado que no se lleven a cabo trabajos agrícolas.

Según datos del Ejército, las milicias palestinas lanzaron entre las diez de la noche y las tres de la mañana hora local aproximadamente 30 proyectiles “de los cuales el sistema de defensa aérea Cúpula de Hierro interceptó varios y el resto cayó en áreas vacías”.

En respuesta, “los aviones de combate de las Fuerzas de Defensa de Israel han atacado unos 15 objetivos terroristas en el norte de la Franja de Gaza. Entre los objetivos golpeados estaban un complejo militar en Beit Hanoun, y otro complejo militar de la Yihad Islámica palestina en Beit Lahia”.