Israel derribó esta semana una decena de estructuras residenciales en varias aldeas de Cisjordania y dejó sin hogar a cerca de una veintena de palestinos, siete de ellos menores, denunció hoy la ONG israelí Betselem.