La aviación israelí ha bombardeado este lunes una instalación del movimiento islamista Hamás en Gaza, un día después del lanzamiento de tres cohetes desde la franja. Según el Ejército israelí, el objetivo era un “complejo militar” de Hamás. El ataque no ha causado víctimas.  

El domingo, milicianos palestinos lanzaron al menos tres cohetes contra el sur de Israel, el cuarto ataque de este tipo en diez días. Dos de los proyectiles fueron interceptados por el sistema de defensa aérea Cúpula de Hierro y el tercero explotó junto a una carretera provocando un pequeño incendio.

Ningún grupo ha reivindicado este lanzamiento, pero Israel insiste en culpar a Hamás, quien controla la franja desde 2007, de cualquier ataque que provenga de allí. 

(fuente: Agencias)