El Gobierno islandés se convierte una vez más en pionero a nivel mundial al presentar ante el Parlamento un proyecto de ley que obligará a todas las empresas con más de 25 empleados y a los servicios públicos a demostrar que están pagando salarios equivalentes a todos sus trabajadores independientemente de su género.

Según el Foro Económico Mundial, Islandia encabeza la lista de los países en la que se registra una brecha salarial inferior por delante de Noruega, Finlandia y Suecia.

Pincha aquí para conocer con más detalle la situación de Islandia en materia de igualdad y conciliación.