La policía de Irán dijo el lunes que sus agentes no dispararon contra personas que participaban en una protesta después de que Teherán admitió que derribó un avión de pasajeros.

“En las protestas, la policía definitivamente no disparó porque los agentes de la capital recibieron órdenes de mostrar moderación”, dijo Hossein Rahimi, jefe de la policía de Teherán, en un comunicado difundido por el sitio en internet de un medio estatal, tras la difusión en las redes sociales de unos vídeos donde se escuchan tiros y se muestran charcos de sangre.

Teherán reconoció que derribó por error un avión ucraniano, matando a 176 personas, horas después de que lanzó misiles contra bases iraquíes en las que hay desplegados soldados estadounidenses.

La ofensiva fue en represalia por la muerte de un poderoso líder militar iraní en un ataque con drones ordenados por Trump.