La ONU teme que decenas de personas hayan sido asesinadas por francotiradores mientras participaban en unas manifestaciones cuya magnitud real es muy difícil de evaluar debido al cierre total de internet ordenado por las autoridades del régimen teocrático iraní.

Amnistía Internacionale denunció el martes (19.11.2019) el uso de la “fuerza letal” contra manifestaciones “pacíficas”. “Al menos 106 manifestantes en 21 ciudades murieron, según informaciones confiables”, indicó en un comunicado Amnistía, según la cual el balance real “podría ser más elevado, con informaciones que sugieren hasta 200 muertos”.

La organización de defensa de derechos humanos, con sede en Londres, aseguró que  las fuerzas de seguridad recibieron “luz verde para aplastar” las protestas, que se extendieron a más de 100 ciudades en Irán. 

Amnistía también instó a las autoridades iraníes a “levantar el bloqueo casi total del acceso a internet, impuesto para impedir el flujo de información sobre la represión al mundo exterior”.

El gobierno de Irán dijo este martes que solo volverá a conectar internet cuando esté seguro de que no se usa para cometer “abusos”.