“Lo hemos dicho una y otra vez, y lo repetimos: no tenemos intención de mantener conversaciones bilaterales con Estados Unidos. Nunca lo hicimos y nunca lo haremos”, subrayó en un discurso televisado ante el Parlamento iraní, el presidente Hasan Rohaní.

Rohaní indicó que “nunca” respondieron a los llamamientos a estas negociaciones, echando por tierra de forma clara lo anunciado por el presidente francés, Emmanuel Macron, recientemente sobre un posible encuentro entre los mandatarios de Irán y EE. UU., Donald Trump.

Además, advirtió que su país reducirá sus compromisos en materia nuclear a menos de que haya avances con los europeos en los próximos dos días, después de poner como fecha límite el final de esta semana para dar un paso en dirección contraria a la del acuerdo en caso de que sus reclamaciones caigan en saco roto. El país persa afronta una caída en picado de su economía tras el freno a las exportaciones de crudo.