La Cancillería iraní asegura que el país no busca una guerra contra EE.UU.

Irán disparó este miércoles (08.01.2020) “más de una docena” de misiles balísticos contra las bases Ain al Asad y Erbil en Irak, usadas por tropas de Estados Unidos y de la coalición, dijo el Pentágono, indicando que está conduciendo una “evaluación preliminar de daños” y evaluando su “respuesta” al ataque. Este disparó de inmediato las tensiones y los temores de una guerra más amplia en Oriente Medio. 

No hubo informes inmediatos de bajas en las bases.

Irán reivindicó la responsabilidad, y la televisión estatal dijo que la República Islámica había lanzado misiles sobre la base. Por su parte, la agencia de noticias iraní Mehr confirmó también que el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán había apuntado a una de las bases situada en el desértico oeste de Irak.

Tras los ataques, la Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA) ha prohibido a los operadores de aviación civil y comercial estadounidenses que operen “en el espacio aéreo de Irak, Irán, el Golfo de Omán, y entre las aguas de Irán y Arabia Saudí”.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, dijo este miércoles (08.01.2020) que el ataque con misiles contra una base aérea con tropas estadounidenses en el oeste de Irak es una medida proporcionada y que Irán no busca una guerra. “Irán efectuó y concluyó medidas proporcionadas en defensa propia en virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU atacando una base desde la cual se lanzó un cobarde ataque armado contra nuestros ciudadanos y altos funcionarios”, escribió Zarif en Twitter.