El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha inaugurado hoy la 5ª Reunión del Grupo de Trabajo sobre Lucha Antiterrorista sobre combatientes terroristas extranjeros, organizada por Interpol en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía. En el acto de inauguración también ha intervenido el secretario general de Interpol, Jürgen Stock.

En este encuentro internacional, que se celebra en Barcelona desde hoy miércoles hasta el viernes, asisten representantes de 41 países que analizarán la estrategia policial para contribuir al desmantelamiento de la actividad de las redes de captación y viajes de los combatientes terroristas extranjeros.

En su intervención, el ministro del Interior ha destacado que la elección de España para la celebración de esta reunión de Interpol es “un claro reflejo del liderazgo que España ejerce, desde sus inicios, en la lucha contra el terrorismo yihadista. Además ha subrayado que encuentros de trabajo como los que tendrán lugar en los próximos días en Barcelona ponen de manifiesto la importancia de la cooperación internacional en la lucha contra los combatientes retornados. Y dentro de la colaboración, Fernández Díaz ha resaltado la presencia de España en Interpol, en cuya sede de Lyon están destacados cuatro funcionarios de Policía, entre ellos el subdirector del Centro de Lucha Antiterrorista así como un analista dedicado específicamente a los combatientes retornados. También ha sido destinado un agente de la Policía Nacional al Complejo Global para la Innovación de Interpol, en Singapur.

Después de poner en valor la contribución de España a Interpol, el ministro del Interior ha comenzado su análisis del fenómeno de los combatientes extranjeros con la aportación de un dato: “Más de 20.000 personas han salido de sus países para luchar en el conflicto sirio-iraquí. De este total, 1 de cada 4 de ellas procede de la Unión Europea”. A su juicio, estos yihadistas suponen una “amenaza inicial y directa” para los países en conflicto que los reciben y son, del mismo modo, una “seria amenaza para los países a los que se desplazan tras su regreso del frente yihadista”.