La Interpol inauguró este domingo en Dubái su 87ª Asamblea General con la tarea de elegir al sustituto del chino Meng Hongwei, presidente del organismo hasta que fue detenido a finales de septiembre en Pekín, y de adaptarse a los nuevos tiempos para mejorar la cooperación policial en la era del cibercrimen.