Interpol investiga una amplia red de crimen organizado centrada en la dificil situación sanitaria en todo el mundo.

La estafa llega en red y salpica las relaciones comerciales y personales en busca de datos societarios y bancarios.

El director de servicios policiales de Interpol Stephen Kavanagh, ha declarado a Euronews que “la gente debe estar atenta, debe desconfiar cada vez que se adentra en algo … para asegurase, deben hacer preguntas difíciles. Es mejor sondear a posibles socios comerciales … que confiar en ellos. Luego vemos que hay … archivos adjuntos o correos electrónicos que la gente está abriendo, ya sean para secuestros de datos, o para pedir rescates a hospitales, o in cluso el crimen organizado ofreciendo préstamos abusivos a personas necesitadas de dinero, u ofreciendo servicios de transporte o de limpieza. Estos no son delitos evidentes, sino que es el crimen organizado camuflado en las respuestas de alguien y se aprovecha de la situación “.