El arzobispo primado de la Iglesia Anglicana Latinoamericana de Canadá y Estados Unidos, Leonardo Marín Saavedra, señaló, en conferencia de prensa, que la intención es que el gobierno y el parlamento de Canadá, cree un estatus migratorio para los centroamericanos de la caravana. Señaló también que los organismos de la sociedad civil estadounidenses y la Iglesia Anglicana Latinoamericana, le asignaron la tarea para que medie ante el primer ministro de Canadá Justin Trudeau y la Cámara de los Comunes, para la admisión de este nuevo estatus.

Marín Saavedra consideró que  “México, por ahora, tiene que resolver está crisis humanitaria”, y recordó además que por ahora “los migrantes no se pueden mover hasta que pase el invierno, si es que Canadá decide aceptarlos, por lo que México debe solicitar apoyo a organizaciones de aquel país para amparar sus necesidades, apuntó.

Marin Saavedra planteó a la caravana migrante en la ciudad de Tijuana, frontera con Estados Unidos, la posibilidad de ser aceptados en aquel país si se dan las condiciones que exige el Gobierno canadiense. “No sabemos si Canadá diga que no, pero creo que Trudeau va a decir que sí. Es una idea, es un proyecto que puede prosperar, pero es parte de un proceso y ahora mismo no es una realidad”, apuntó el arzobispo en Tijuana.

Mons. Marin Saavedra, de origen colombiano, explicó que el plan que mandará en una semana al Gobierno canadiense contempla “crear un puente aéreo México-Canadá, un traslado en barco hasta Vancouver o pedir permiso a Estados Unidos para cruzar vía terrestre en autobuses”. “Estoy dispuesto a hacer esta sugerencia al Gobierno de Canadá y sé que ellos ya conocen la iniciativa”, añadió el prelado en la rueda de prensa. Pidió a los migrantes “no se desanimen”, “ser respetuosos” con el país que les ofrece hospedaje, en este caso México, “no hacer caso a expresiones de discriminación” y modificar “conductas y expresiones negativas. Además, les pidió “no hacerse ilusiones, pero si tener fe”.