La repatriación de algunos de los huérfanos de los “foreign fighters” de nacionalidad británica muertos en Siria en las filas del DAESH inició este viernes (22.11.2019) tras meses de polémica y protestas de activistas de derechos humanos.