Las conversaciones para la reunificación de Chipre se reanudaron oficialmente este miércoles en Crans-Montana, en Suiza.
La Conferencia de Chipre, apoyada por Naciones Unidas, se inició con la participación del líder greco-chipriota, Nicos Anastasiades, y el turco-chipriota, Mustafa Akinci, así como con los discursos de los ministros de Relaciones Exteriores de Grecia y Turquía y de representantes de varias organizaciones internacionales.

Las conversaciones son mediadas por el secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, y el asesor especial de Naciones Unidas para Chipre, Espen Barth Eide.
“Lo que escuchamos aquí esta mañana nos dio la esperanza y convicción de que los líderes y garantes en la Conferencia tienen la determinación de superar todos los obstáculos para llegar a un acuerdo”, declaró Feltman ante la prensa.

La Conferencia busca generar progresos específicamente en las áreas de seguridad y garantías, elementos esenciales para llegar a un acuerdo sobre el futuro de Chipre y crear confianza entre las comunidades grecochipriota y turcochipriota.

Al mismo tiempo, se llevan a cabo diálogos paralelos para cubrir otros temas, tales como el territorio, la propiedad y la división del poder.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, reiteró en un comunicado el apoyo de Naciones Unidas para esta causa y pidió a los participantes demostrar el liderazgo requerido para llegar a un acuerdo justo.