Primer híbrido enchufable con motor de seis cilindros

Dingolfing. La producción del nuevo BMW Serie 7 comenzó en la fábrica de Dingolfing hace unos días. Aproximadamente después de tres años y medio desde el inicio de la producción de la sexta generación se ha revisado y se le ha dado más presencia al buque insignia de la marca.

“El BMW Serie 7 ha definido la identidad de la marca durante 40 años. Estamos orgullosos de que el mejor modelo de la marca, el nuevo BMW Serie 7 Sedan, también se produzca en Dingolfing. Nuestro objetivo principal como fábrica principal encargada de la producción de los modelos con más excelencia de BMW es que todos garanticen una calidad excelente,” dice Ilka Horstmeier, Director de la planta Dingolfing de BMW Group.

El conocido como “lanzamiento digital” presentó un reto particular para el inicio de producción: Significa la producción de un nuevo vehículo que está listo para recibir un incremento en el volumen diario. Para asegurar la máxima calidad desde el primer vehículo hasta el último, los componentes han sido sometidos a pruebas virtuales para asegurar la precisión de los ajustes antes de comenzar su producción.

Desde la producción del primer Serie 7 en 1977, más de 1.9 millones de BMW Serie 7 han sido producidos en Dingolfing. Desde el comienzo, el mercado global fue crucial para el éxito de las berlinas de lujo. El BMW Serie 7 es claramente el número uno de la exportación en la planta de la Baja Baviera. El último año, más del 90% de todas las unidades producidas fueron exportadas al extranjero. El mercado chino juega un papel muy importante en este modelo: En 2018, el 44% de las ventas globales fueron entregadas a clientes en el mercado chino.