La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española (CEE), ha hecho pública una nota en la que invita “a todas las Diócesis que lo consideren oportuno a que a la hora del Ángelus suenen las campanas de nuestros templos para invitar a orar a quienes permanecen en casa y hacer llegar, a quienes sirven y trabajan, la ayuda del Señor y el agradecimiento de la Iglesia”. En estos días de singular y dolorosa experiencia ciudadana y eclesial, a la que nos ha llevado la pandemia del coronavirus, afirman los Obispos Españoles, la Iglesia Católica está llamada a ofrecer sus recursos en favor de los afectados así como la presencia del Señor que salva, animando a todos los cristianos a interceder ante la Madre de Dios, que nos ampara y escucha nuestra oración.

Además, ante la propagación del virus “Covid-19” en la ciudad española de Barcelona y de los problemas inherentes a los pocos medios disponibles para hacer frente a la crisis de transporte que se ha producido, los taxistas armenios de la ciudad se ofrecieron voluntarios y pusieron a disposición sus propios medios para el transporte gratuito de todos los trabajadores de la salud. Así lo hizo saber la Embajada de Armenia en España, a través de su perfil de Facebook. Los taxistas también han publicado sus nombres y números de teléfono para que sea más fácil contactarlos.