Esta mañana dio inicio en la sede de la ONU la Conferencia Mundial sobre Pueblos Indígenas, una reunión histórica de alto nivel en la que se adoptará un documento negociado durante dos años que reivindica el derecho de esas comunidades a que se les consulte antes de la explotación de sus territorios.

08-08-Indigenous1En el evento de dos días, además del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, participarán los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y de Bolivia, Evo Morales, así como los de Finlandia, Sauli Niinistö, y de la República del Congo, Denis Sassou Nguesso.

Esta es la primera vez que la Asamblea General de la ONU convoca una sesión especial con el objetivo de que los Estados se comprometan a garantizar la consulta a los pueblos indígenas antes de iniciar cualquier proyecto de desarrollo que explote sus territorios.

En la Conferencia también se compartirán las mejores prácticas en el cumplimiento de la Declaración de la ONU sobre los Derechos de Pueblos Indígenas.

Ban Ki-moon explicó en un discurso que con el fin de prepararse para esta conferencia se reunió con anterioridad con numerosos líderes y visitó comunidades en diferentes país, y entre ellos Costa Rica y Bolivia, como relató en español.

“En junio fui a Bolivia, país que ha logrado grandes progresos en lo que se refiere a los derechos de los pueblos indígenas. El Presidente Morales impulsó esta importante Conferencia de manera decisiva”.

Ban declaró que los pueblos indígenas son centrales en el discurso de la ONU sobre los derechos humanos y el desarrollo global y señaló que las deliberaciones y decisiones de esta conferencia tendrán un impacto en la comunidad internacional y en las vidas de los pueblos indigenas.

Ban agradeció también la labor de Costa Rica en la organización de esta conferencia.

Además manifestó que se sentía alentado por el documento que se prevé saldrá aprobado en esta Conferencia, que contiene compromisos encaminados a la accion y que pide al Secretario General que desarrolle propuestas concretas para que los indigenas participen más directamente en las actividades de Naciones Unidas.

 

(Foto: Broddi Sigurdarson, ONU)