SFTone ya se ha testado tecnológicamente tras tres años de desarrollo y está lista para comercializarse

Un grupo de ingenieros andaluces, con sede en Cádiz, ha desarrollado durante los últimos tres años una solución de gestión médica capaz, entre otras muchas utilidades, de monitorizar a las personas mayores desde su domicilio. El programa, denominado SFTone comercialmente, consta de diversos dispositivos que concentran la información relativa a la salud que generan los usuarios en un sistema y que permite interactuar mediante pantallas con ellos, generando información que se puede poner a disposición de otros interlocutores, como familiares o los equipos médicos que los atienden.

En este sentido, este producto permite monitorizar tanto a la persona como su entorno y generar las diferentes alertas que ayuden a mantener la normalidad en él y en su domicilio. De esta forma, el sistema permite medir valores como la glucosa, el peso, la tensión, el pulso, la saturación de oxígeno de la persona y guardar el histórico de todas las medidas. Además, es posible monitorizar la salud mental del usuario, a través de la gamificación; recordar citas médicas y las tomas de medicamento. Asimismo, el dispositivo permite técnicamente la posibilidad de la telemedicina, ya que el usuario puede solicitar una consulta a distancia si el equipo médico que le corresponda ofrece este servicio.

Esta revolución de la teleasistencia permite además controlar la seguridad en el hogar, a través de un botón de emergencias, un detector de humo, un detector de fugas de agua o un detector de fugas de gas. De esta forma, constituye un ecosistema que genera una monitorización global de los usuarios para su propia seguridad y tranquilidad, así como de sus familiares y seres queridos.

Según el CEO de la compañía, Javier Pérez Mariscal, “estos tres años de investigación y desarrollo han valido la pena. Estamos convencidos de la utilidad de nuestro ecosistema, su fácil implantación y su competitividad en precio. Nosotros lo consideramos como un gran avance de la teleasistencia y una ventana definitiva a la telemedicina desde el hogar”.

Protección de las personas mayores frente al Covid-19

En este sentido, y en referencia a su utilidad en la lucha contra el Coronavirus y la protección de las personas ancianas, las más vulnerables frente a la pandemia, Pérez Mariscal ha señalado que “hemos acelerado todo lo posible la finalización de las pruebas para que SFTone pueda ponerse a disposición de administraciones públicas y entidades sanitarias privadas de cara a la lucha contra el COVID-19”.

Los equipos se pueden encargar tanto por instituciones públicas y privadas como por particulares y son totalmente personalizables de acuerdo con las características del usuario, que puede controlar las prestaciones contratadas de forma continua, las 24 horas y los 7 días de la semana, a través de un teléfono móvil, de una Tablet o del propio equipo de SFTone. Junto a los usos sociosanitarios, el equipo puede integrar la evaluación biométrica del cuidador de la persona, así como la seguridad frente a intrusos y su vinculación con otros sistemas domóticos existentes.

Este ecosistema se ha financiado con capital 100% privado andaluz y está en constante evolución para adaptarse a la nueva realidad que estamos viviendo. Desde sus inicios, el sistema ha llamado la atención de numerosos inversores y plataformas que quieren apostar por su desarrollo.

La empresa ha puesto en marcha la página web: www.sftone.es donde poder informarse de los detalles de producto y contactar con sus responsables. Del mismo modo, la compañía ha lanzado información a través de las redes sociales (Facebook, LinkedIn y Twitter) y ha explicado su ecosistema a través del audiovisual que pueden ver en: https://sftone.es/video/