Siete décimas menos que en marzo

La inflación anual estimada del IPC en abril es del -0,7%, de acuerdo con el indicador adelantado elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este indicador proporciona un avance del IPC que, en caso de confirmarse, supondría una disminución de siete décimas en su tasa anual, ya que en el mes de marzo esta variación fue del 0,0%.

En este comportamiento destaca el descenso de los precios de los carburantes y combustibles, frente a la subida registrada en 2019.

Por su parte, la variación anual del indicador adelantado del IPCA se sitúa en el -0,6% en el mes de abril. Si este dato se confirma, la tasa anual del IPCA disminuiría siete décimas respecto al mes anterior.

Efecto COVID-19

Con el fin de ofrecer una información específica del efecto que la COVID-19 tiene en los precios, el INE ha creado dos agregaciones específicas de los productos de consumo básico en la situación de confinamiento de los hogares.

El Grupo especial bienes COVID-19 incluye los productos de alimentación, bebidas, tabaco, limpieza del hogar, comida para animales y cuidado personal. La tasa anual de este grupo en el mes de abril es del 3,2%, con lo que aumenta más de un punto respecto a la del mes de marzo.

El apartado que más destaca por su importancia en esta agregación es la alimentación, cuya tasa anual pasa del 2,5% al 4,0%. En ella, los alimentos frescos aumentan su tasa anual tres puntos, hasta el 6,9%, y los envasados suben seis décimas, hasta el 2,2%.

Por su parte, el Grupo especial servicios COVID-19 incluye los servicios de alquiler de vivienda y garaje, la distribución de agua, alcantarillado, recogida de basuras, gastos comunitarios, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, servicios de telefonía, música y televisión en streaming, seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios.

La variación anual de este grupo especial se sitúa en abril en el -4,3%, más de un punto por debajo de la registrada en marzo.