Varias personas resultaron heridas hoy en Indonesia en la explosión de una bomba en una comisaría de Surabaya, donde desde ayer han muerto una veintena de personas en una serie de atentados con explosivos contra iglesias.

 – La comisaría central de la ciudad de Surabaya, la segunda ciudad en importancia de Indonesia, ha sido objetivo este lunes de un atentado suicida; en el ataque han muerto cuatro suicidas, miembros de una misma familia, mientras una niña de ocho años que formaba parte del grupo ha sobrevivido, según Frans Barung Mangera, portavoz de la Policía en la provincia de Java Oriental. No obstante, esta información no ha sido aún confirmada oficialmente.

Los suicidas han llegado en motocicleta hasta la entrada de la comisaría y allí se han hecho estallar. La explosión ha causado varios heridos entre policías y civiles.

Este domingo, una familia de seis miembros ha protagonizado tres ataques suicidas contra tres iglesias en Subaraya. Los atentados con explosivos han causado 13 muertos y 40 heridos, según fuentes policiales. Los atacantes estaban entre los 500 yihadistas que habían regresado de Siria.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, ha calificado este nuevo ataque de “inhumano” y “cobarde” y ha afirmado que acelerará la revisión de la ley antiterrorista “tan pronto como sea posible”, en una intervención televisada.