El pronóstico para el suministro mundial de cereales en 2014/15 vuelve a subir

 

El índice de precios de los alimentos de la FAO continuó su descenso en marzo, cayendo un 1,5 por ciento respecto a febrero y quedando un 18,7 por ciento (40 puntos) por debajo de su nivel del año anterior.

Una fuerte caída en el precio del índice del azúcar -que alcanzó su nivel más bajo desde febrero de 2009 – junto con el descenso de los precios de los aceites vegetales, cereales y carne, compensó con creces el aumento de los precios de los productos lácteos y contribuyó a hacer bajar el índice, que en marzo tuvo un promedio de 173,8 puntos.

El índice ha experimentado una tendencia a la baja desde abril de 2014.

El índice de precios de los alimentos de la FAO es un índice ponderado en base a los intercambios comerciales que hace el seguimiento de los cinco principales grupos de productos de alimentos básicos en los mercados internacionales: cereales, carne, productos lácteos, aceites vegetales y azúcar.

La abundancia de suministros y la subida del dólar lastran los precios

El índice de precios del azúcar de la FAO registró un promedio 187,9 puntos en marzo, con un marcado descenso del 9,2 por ciento desde febrero. Esto se debió principalmente a las mejores perspectivas de los cultivos, pero también al continuo debilitamiento de la moneda brasileña frente al dólar EEUU, que impulsa las exportaciones.

El índice de precios de los cereales de la FAO se situó en 169,8 puntos en marzo, con un descenso del 1,1 por ciento respecto a febrero y hasta un 18,7 por ciento menos que su nivel del año anterior. La tendencia a la baja en 2015 se ha debido principalmente a la gran cantidad de suministros de exportación y el aumento de los inventarios, en particular de trigo y maíz.

El índice de precios de aceites vegetales de la FAO se situó en 151,7 puntos en marzo, casi el 3,1 por ciento por debajo del nivel de febrero y su valor más bajo desde septiembre de 2009.

El índice de precios de la carne de la FAO promedió 177 puntos en marzo, el 1 por ciento por debajo de su valor revisado de febrero, mientras que el índice de precios para los productos lácteos aumentó en marzo por segundo mes consecutivo, para llegar a 184,9 puntos, un 1,7 por ciento por encima de su valor de febrero.