Ekrem Imamoglu, se ha impuesto este domingo con el 54% de los votos en la repetición de los comicios municipales del pasado 31 de marzo, poniendo así fin a 25 años de gobierno de partidos islamistas. Estambul tendrá así un alcalde de un partido opositor al del presidente Recep Tayip Erdogan.   

“Estas elecciones son una contribución a la democracia en Turquía. Son buenas para Turquía y para Estambul”, dijo Imamoglu ante decenas de cámaras de televisión situadas junto al cuartel electoral de su partido opositor en el distrito de Sariyer.

El alcalde electo agradeció especialmente el apoyo de los “cientos de miles de personas” que participaron como observadores en las mesas electorales y se consideró “en deuda” con ellas, calificándolas de “héroes de la democracia”.