20, 23, 26 y 29 de marzo de 2019

“Una Italia sin Verdi sería como una Inglaterra sin Shakespeare”. (Luciano Berio)

Título muy popular pero, a la vez, uno de los más comprometidos del género. Acción, drama y canto se aúnan aquí a partir de una obra de teatro del gaditano Antonio García Gutiérrez, todo un éxito gracias al flujo incesante de sus arias  y la potencia  de sus abundantes momentos corales.

Con dirección  de escena de Stefano Vizioli, en una producción del teatro Verdi de Trieste, Pedro Halffter dirige un gran reparto con Angela Meade, Piero Pretti y Dmitry Lavrov, entre otros, junto a la ROSS y el Coro  de la A.A. del Teatro de la Maestranza.

El carácter enrevesado del trágico y desigual argumento, cuya acción se desarrolla entre Aragón y Vizcaya a principios del siglo XV, podría haber supuesto un obstáculo en su estreno en Roma en 1853 , aunque cuando se levanta el telón “se convierte en ardiente pasión humana ”. García Gutiérrez (Chiclana 1813-Madrid 1884) fue un escritor y libretista de hondo espíritu romántico. Su drama El trovador, en prosa y verso, se estrenó en Madrid en 1836. El embrollo potencial del argumento se convierte en un torrente de emoción en manos de Verdi, quien sólo concebía la ópera como un género intrínsecamente popular.

El elenco vocal está formado por la soprano norteamericana  Angela Meade (a quien recordamos por su Anna Bolena), el tenor Piero Pretti, el barítono ruso Dmitry Lavrov y la mezzo polaca Agnieszka Rehlis, colaboradora esta última de Penderecki, uno de los  valores indiscutibles de los últimos tiempos.

MFR