IKEA ha cerrado su ejercicio de 2016 (septiembre 2015 – agosto 2016) con una facturación de 1.385 millones de euros, un 8% por encima del año anterior, y la visita de más de 40 millones de personas, un 7,7% más, a los 17 puntos de venta con los que la compañía cuenta en España.

En ese mismo período, la plantilla de IKEA Ibérica ha alcanzado la cifra de 8.158 empleados, que supone un incremento del 12,5% respecto al cierre de 2015 y la consolidación de su papel empleador en nuestro país tras tres ejercicios consecutivos en alza en la creación de puestos de trabajo. Entre estos, la presencia de la mujer es cada vez más destacada pues ocupa ya seis de cada 10 puestos y más de la mitad dentro de los puestos directivos.

Además, entre los empleados, que tienen una edad media de 33 años, se reúnen 52 nacionalidades diferentes, muestra de las posibilidades de movilidad internacional que ofrece la compañía y de su apuesta por la diversidad. En este contexto, según la última encuesta interna de clima laboral, nueve de cada 10 empleados aseguran sentirse orgullosos de trabajar en IKEA.