Iberia operará a partir de este martes el 50% de sus vuelos de corto y medio radio que conectan Madrid con el resto de España y Europa, y todos los de largo radio inicialmente programados en el aeropuerto de Barajas aunque pueden sufrir retrasos, debido a las limitaciones por el temporal de nieve.