Iberdrola ha culminado con éxito la instalación de la subestación Andalucía II en el emplazamiento correspondiente del parque eólico marino East Anglia One, en aguas británicas, el mayor proyecto de estas características que se está desarrollando en el mundo en la actualidad.

La instalación energética partió desde el astillero de Puerto Real (Cádiz) a primeros de agosto y ha recorrido sin incidencias, a bordo una barcaza remolcada por el buque AMT Commander, de 122 metros de eslora, 1.333 millas náuticas (2.468 kilómetros).

La subestación Andalucía II es el núcleo central del parque marino de Iberdrola East Anglia One, de 714 megavatios (MW) de capacidad y sito en el mar del Norte. Su función consistirá en recoger la energía eléctrica producida por 102 aerogeneradores y transformar la tensión de 66 kV a 220 kV. Posteriormente, la electricidad se transmitirá por un cable submarino hasta tierra.

Andalucía II es la mayor subestación marina en corriente alterna construida en el mundo e incluye innovaciones de diseño planteadas por Iberdrola gracias a las cuales se ha conseguido una estructura más compacta (unas 3.900 toneladas de peso) que ha permitido que su instalación corra a cargo de un barco especializado en el sector de eólica marina.

A lo largo de los próximos cuatro meses alrededor de 60 ingenieros eléctricos trabajarán día y noche de cara a culminar la instalación de todos los equipamientos necesarios para que la infraestructura pueda entrar en funcionamiento.

Está previsto que East Anglia One, un proyecto que abarca 300 kilómetros cuadrados de superficie y cuya inversión asciende a casi 3.000 millones de euros, esté totalmente operativo en 2020, produciendo energía limpia suficiente como para abastecer a cerca de 600.000 hogares británicos.