Baixo Iguaçu cuenta con 350 MW de potencia

Iberdrola, a través de su filial brasileña Neoenergia, ha inaugurado la central hidroeléctrica de Baixo Iguaçu, que cuenta con 350 megavatios (MW) de potencia y ha supuesto una inversión de más de 500 millones de euros.

Esta central será capaz de suministrar electricidad sostenible a un millón de brasileños, y su producción equivaldrá a cerca del 8% de la demanda anual de electricidad del estado de Paraná, donde se ubica la planta.

En el transcurso del acto de inauguración, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha asegurado que “nos sentimos orgullosos de contribuir al desarrollo económico y social del país” y ha anunciado que el compromiso de Iberdrola seguirá aumentando. “Solo en los próximos cinco años vamos a invertir alrededor de 6.500 millones de euros en nuevos proyectos en Brasil para seguir mejorando su suministro eléctrico y, de este modo, su competitividad”.

Además, ha destacado la implicación social y medioambiental del proyecto de Baixo Iguaçu: “esta instalación supone un beneficio para las Cataratas del Iguaçu, ya que contribuirá al mantenimiento de un caudal mínimo necesario. Y a esto hay que sumar otras muchas iniciativas que han sido impulsadas en materia de salud, educación, infraestructuras y seguridad pública para preservar y fomentar el bienestar de la región.”

Esta nueva infraestructura de energías renovables se ha construido manteniendo los más altos estándares de calidad y respeto al medioambiente, al igual que en el resto de instalaciones que tiene la compañía. Se ha minimizado al máximo el impacto que puede tener la construcción de una central de este tipo. Prácticamente, no se ha modificado el cauce del agua, dado que de los 31 km2 del depósito de la central más de 20 km2 pertenecen al propio río, y gracias a la utilización de tres turbinas tipo Kaplan, de las más eficientes del mercado, el área de inundación necesaria es sensiblemente menor que la de otras hidroeléctricas de tamaño similar.