Una vez operativa a finales de año, producirá energía limpia para abastecer a más de 24.000 hogares anualmente

Iberdrola avanza en su proceso de liderar la transición energética en España con el inicio de la construcción de su primera planta fotovoltaica en Aragón, de 50 MW de potencia instalada, situada en el municipio de Azaila, en Teruel.

La planta fotovoltaica, integrada por 142.740 módulos fotovoltaicos de células de silicio monocristalino con estructura fija, generará durante su construcción hasta 140 empleos en el período punta de trabajo. Y, una vez operativa, producirá energía limpia para una población equivalente a 24.290 hogares/año, además de evitar la emisión de unas 19.000 toneladas COal año. Su puesta en operación, se prevé para finales de 2020.

Con este nuevo proyecto, la compañía refuerza su apuesta por Aragón, donde acaba de poner en marcha el parque eólico El Pradillo (23 MW), construye el parque eólico Puylobo (48,5 MW) y opera ya más de 360 MW eólicos e hidráulicos en la región.