Con la adjudicación de la subestación a la joint venture integrada por Eiffage Métal y Engie Solutions

Iberdrola avanza en Saint-Brieuc, el primer proyecto eólico marino que levanta en aguas francesas del canal de La Mancha -con una inversión de 2.400 millones de euros y una potencia instalada de 496 MW-, con la adjudicación de la subestación a la joint venture integrada por Eiffage Métal y Engie Solutions. De esta forma, completa prácticamente las contrataciones para este complejo renovable.

La primera de ellas realizará la ingeniería y construcción, tanto de la cimentación como de la cubierta que alojará los transformadores y el resto de equipamientos eléctricos. Por su parte, Engie Solutions llevará a cabo el ensamblaje final y su puesta en marcha.

La subestación es el núcleo central del parque eólico marino encargado de recoger y preparar, para su transmisión a tierra, la energía eléctrica producida por los 62 aerogeneradores que integrarán la instalación, estimada en unos 1.820 GWh/año; un volumen que atenderá las necesidades energéticas de una población equivalente a 835.000 personas y evitará la emisión a la atmósfera de 100.000 toneladas anuales de CO2.

La estructura que la soporta está formada por una cimentación –jacket– de 63 m de altura y un peso de 1.630 toneladas, y una cubierta de 55 m de largo, 31 m de ancho y 23 m de altura, con un peso total aproximado de 3.400 toneladas. 

La construcción de la subestación estará finalizada a comienzos de 2022 y se desarrollará en los astilleros que la constructora Eiffage opera en Bélgica y Polonia. El montaje se realizará en los muelles de Engie Solutions en Holanda.