Refuerza su apuesta por la eólica marina en Francia

Iberdrola acaba de cerrar un acuerdo para adquirir la totalidad de las acciones de la sociedad Ailes Marines, compañía responsable del desarrollo, construcción, instalación y operación del parque eólico marino de la bahía de Saint-Brieuc en Francia.

Iberdrola, que ya tenía el 70% del capital de dicho consorcio, adquiere el 30% restante hasta ahora en manos de Avel Vor una vez recibido el visto bueno del ministerio de Economía francés.

Mediante esta operación, la compañía persigue dar un impulso a este proyecto eólico marino, cuya construcción comenzará en 2021 y cuyos 496 megavatios (MW) de potencia está previsto que entren en operación en 2023, generando energía limpia suficiente para satisfacer el consumo de electricidad de unas 835.000 personas.

Jonathan Cole, director global de Eólica Marina del grupo Iberdrola, ha comentado que todo está listo para empezar a construir Saint-Brieuc. “Todos los acuerdos se han cerrado, la financiación está asegurada y los contratos firmados. Igualmente, se ha aprobado un detallado Plan Industrial que servirá para crear en Francia nuevos centros de fabricación así como empleo altamente cualificado en el sector de las energías limpias. Esperamos que los últimos aspectos legales y administrativos concluyan pronto para que esta importante inversión en renovables, de 2.400 millones de euros, pueda acometerse a toda velocidad”.

Situado en Bretaña, a unos 16 kilómetros de la costa, el parque de Saint-Brieuc requerirá una inversión global de casi 2.500 millones de euros. Contará con 62 turbinas de Siemens Gamesa, de 8 MW de potencia unitaria, que se extenderán sobre una superficie de 75 kilómetros cuadrados. Los aerogeneradores tendrán una altura total de 207 metros.