El fabricante chino Huawei presentó una demanda contra el Gobierno de Estados Unidos por la prohibición de sus productos en el mercado estadounidense, en medio de las acusaciones de espionaje contra la compañía que tienen a la directora financiera de la empresa, Meng Wanzhou, en libertad bajo fianza en Canadá, a la espera de ser extraditada a Estados Unidos acusada de violar las sanciones comerciales impuestas por Washington contra Irán.

En una rueda de prensa celebrada en la ciudad sureña de Shenzhen, sede de la compañía, Guo ha detallado que la demanda ha sido presentada ante un tribunal de Texas para impugnar el Acta de Autorización de Defensa Nacional (NDAA siglas en inglés) que prohíbe a las agencias gubernamentales adquirir productos de Huawei.